Tarjeta 4 / 5

¿Qué organizaciones fueron perjudicadas con la antigua normativa?

En diciembre de 2013, con fundamento  a la legislación vigente en ese momento, el Ministerio del Ambiente disolvió la Fundación Pacha Mama —fundación parte de la organización estadounidense Pachamama Alliance, creada con la finalidad de trabajar en objetivos relacionados a la sustentabilidad y la naturaleza. En Ecuador esta fundación había estado vinculada a la defensa del Yasuní—. La secretaría de Estado alegaba que Pacha Mama “cometía acciones de injerencia en políticas públicas, atentando contra la seguridad del Estado”. Esta organización había participado junto a Yasunidos en una protesta durante la XI Ronda Petrolera para el Bloque Oriente en la Amazonía ecuatoriana. En la siguiente sabatina, del 1 de diciembre de 2013, el Presidente Rafael Correa emitió un video en el que se acusaba a los miembros de las dos organizaciones de haber agredido al Embajador de Chile, Juan Pablo Lira y a Andrei Nikonkov, empresario bielorruso, ambos presentes en el evento. Dijo, además, que la policía había sido “negligente” y pidió un informe de los involucrados en los actos que consideró, atentaban contra la seguridad de los dos extranjeros.

Fundamedios también estuvo a punto de ser disuelta. En septiembre de 2015, la Secretaría de Comunicación (Secom) abrió un proceso de disolución en su contra por supuestos incumplimientos a su estatuto (reuglado por el Decreto 16). Tres meses después, la Secom anunció el archivo del proceso. Sin embargo el Secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, dijo que se trataba de una “última advertencia” para que la organización respete el reglamento.

La Unión Nacional de Educadores, UNE —el principal gremio de profesores de escuelas y colegios públicos— fue disuelta por una causal similar a la que se utilizó en contra de Fundamedios. El Ministerio de Educación resolvió diluirla en agosto de 2016, acusándola, entre otros incumpliientos, de no haber registrado a su directiva.