Tarjeta 9 / 9

Falleció Julio César Trujillo

Julio César Trujillo es velado en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Fotografía del CPCCS transitorio.

La tarde del domingo 19 de mayo de 2019, Julio César Trujillo, presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio del Ecuador, murió. Días antes, había sufrido un accidente cerebro vascular del que no se recuperó.

Julio César Trujillo nació en Ibarra  en 1931 en una  familia de propietarios agrícolas. En su adolescencia, fue alumno de monseñor Leonidas Proaño, un sacerdote conocido como el obispo de los indios, quien influyó en la formación demócrata cristiana de Trujillo. Después de completar sus estudios secundarios, Trujillo entró a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, donde se graduó de doctor en Jurisprudencia. Ahí fue profesor de Derecho del Trabajo, Teoría del Estado, Derecho Constitucional y Derecho de la Integración. En la misma universidad, fue decano de la facultad de jurisprudencia de la Universidad Católica y vicerrector.

Trujillo militó el Partido Conservador. Fue un opositor de la dictadura de Guillermo Rodríguez Lara, que lo confinó a la Amazonía. En 1978, Trujillo participó en la fundación de la Democracia Popular. Fue diputado cuatro veces: dos por la provincia de Pichincha y dos por la de Imbabura. Fue, además, diputado Constituyente en 1966  y 1997. En 1997, se unió al entonces naciente movimiento indígena Pachacutik, y en ese mismo año fue nombrado Defensor del Pueblo. Trujillo presidió el Tribunal de Garantías Constitucionales, predecesor institucional de la actual Corte Constitucional, el máximo organismo de dirimencia de asuntos constitucionales del Ecuador.

Junto a Elsie Monge, monseñor Luis Alberto Luna Tobar y Pedro Restrepo, formó la Comisión de la Verdad que investigó los crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1984 y 2008. El informe que dicha comisión entregó es uno de los documentos más completos y reveladores sobre los abusos del Estado contra los derechos de los individuos en el Ecuador.  Desde 2015, Trujillo formó parte de la Comisión Nacional Anticorrupción, desde donde hizo varias denuncias de corrupción contra funcionarios del gobierno de Rafael Correa. Trujillo militó, además, con los jóvenes del colectivo Yasunidos en su luchas por evitar que el parque nacional Yasuní sea perforado para extraer petróleo.

Estas militancias lo convirtieron en un fuerte opositor de Correa, que gobernó el país hasta 2017. Ese año, Trujillo —y los otros miembros de la Comisión Anticorrupción, Jorge Rodríguez, María Arboleda, Isabel Robalino, Simón Espinosa, Ramiro Román, Germán Rodas, Byron Celi y Fernando Vega, fueron sentenciados a un año de prisión en un juicio por injurias que les interpuso el entonces contralor Carlos Pólit. Pólit desistió de la querella, y ahora está prófugo y sentenciado por su participación en la trama de corrupción Odebrecht en Ecuador.

Cuando Lenín Moreno asumió el poder, en mayo de 2017, nombró a Trujillo para conformar el frente de transparencia y lucha contra la corrupción, pero Trujillo declinó la invitación. Meses más tarde, después de que la consulta popular de febrero del año siguiente ordenara la creación de CPCCS transitorio, Trujillo fue nominado y electo con la mayor cantidad de votos para dirigirlo. Desde ahí, destituyó a la mayoría de autoridades de control de la época de Correa, entre ellos, a un exalumno suyo, Gustavo Jalkh, que presidía el Consejo de la Judicatura. Además, bajo su tutela cesó a la Corte Constitucional que estaba en funciones e hizo el concurso para la nueva Corte Constitucional. Su trabajo a la cabeza del cuestionado organismo le significó fuertes críticas desde el correísmo y felicitaciones desde los sectores opositores a la autoproclamada Revolución Ciudadana. Sus restos se velarán en una capilla ardiente en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.