Tarjeta 3 / 4

¿Por qué lo destituyeron del cargo de diputado?

En 2006, Rafael Correa ganó las elecciones presidenciales, funciones que asumió en enero del 2007. En este año, cumpliendo con su oferta principal de campaña, Correa llama a consulta popular para aprobar la convocatoria a una Asamblea Constituyente, encargada de aprobar una nueva Constitución. Esto provocó varios conflictos en el congreso, debido a que varios legisladores de partidos políticos de oposición no estaban de acuerdo. En marzo del 2007, 57 legisladores de la Asamblea Nacional, entre ellos Luis Fernando Torres, decidieron reemplazar al presidente del Tribunal Supremo Electoral Jorge Acosta por Alejandro Cepeda, miembro del Partido sociedad Patriótica, esto por haber incumplido los mandatos constitucionales y políticos al dar paso a la consulta popular para la nueva Asamblea Constituyente. Los 57 legisladores intervinieron en el proceso electoral de Consulta Popular, acto que fue considerado ilegal debido a que irrespetaron la Ley de Elecciones, que en su artículo 155 dice que “Serán reprimidos con la destitución del cargo y la suspensión de los derechos políticos por el tiempo de un año: la autoridad, funcionario o empleado público extraños a la Organización Electoral que interfiriera en el funcionamiento de los organismos electorales.” Bajo esa causal, Torres y los otros diputados fueron destituidos, el 7 de marzo del 2007, por la corte electoral respaldada en el gobierno de Rafael Correa. Posteriormente 48 de los 57 legisladores presentaron una demanda contra el Estado ecuatoriano ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH). Posteriormente se sumaron dos legisladores, y actualmente son 50 los exdiputados que denunciaron el proceso ante la CIDH, organismo que aún no ha dado ninguna resolución sobre la indemnización que el Estado debe pagar por los daños y perjuicios causados.