Tarjeta 5 / 5

¿Por qué ha sido criticada?

En 2013, durante un discurso en la Asamblea Nacional, luego del debate sobre la explotación de los bloques 31 y 43 del Parque Nacional Yasuní, Rivadeneira citó una frase de un grupo musical que causó rechazo. Habló sobre la mala distribución de la riqueza en el Ecuador y de cómo se debían aprovechar los recursos naturales, y dijo: “Compañeros en nuestra historia pocos han tenido mucho y somos muchos los que no tenemos nada; hay que virar la tortilla, que los pobres coman pan y los ricos mierda, mierda, como lo canta el grupo Quilapayún”.

Lourdes Tibán, de Pachakutik, y Mae Montaño de CREO, criticaron a Rivadeneira y calificaron como grosera su referencia. Dijeron que su único objetivo fue generar odio entre los ecuatorianos. Montaño tuiteó: “Ningún ecuatoriano merece comer mierda señora Presidenta #AsambleaNacional, eso es alimentar el #OdioEntreEcuatorianos”.

A fines de 2014 se desató una polémica en redes sociales por la casa que había comprado Rivadeneira en Iñaquito Alto —en Quito— avaluada en 380 mil dólares. Para defenderse, en una entrevista para la radio de la Asamblea, dijo que había accedido a un crédito hipotecario del BIESS. “Gracias al fortalecimiento que ha tenido el Biess hemos podido acceder a un crédito hipotecario para ser pagado en 15 años. Como funcionaria pública toda mi documentación es pública, somos parte de la nueva política y no tenemos nada que ocultar”, dijo. A inicios de 2015, Rivadeneira salió en la portada de la revista de bienes raíces Clave! y dio una extensa entrevista sobre los detalles de la casa: dijo que no era nueva, que tenía 15 años de construcción y por eso habían tenido que hacer adecuaciones. 

En octubre de 2011, mientras Marco Guatemal, ex presidente de la Federación de Indígenas y Campesinos de Imbabura esperaba que Rivadeneira —quien entonces era Gobernadora de la provincia— lo atendiera en su despacho, fue detenido en la Gobernación de Imbabura. Él consideró eso una traición —aunque Rivadeneira aseguró no tener nada que ver con la detención—, pues hasta ese entonces creía que ambos eran compañeros de ideología y principios. Se habían conocido años antes, cuando los dos se identificaban con el movimiento indígena. Guatemal estaba acusado de obstruir las vías públicas en las protestas contra la Ley de Aguas en 2011.