Tarjeta 7 / 7

¿Qué otros actos de corrupción se han dado dentro del fútbol italiano?

Calciopoli

El caso denominado “Calciopoli” es uno de los fraudes más grandes de Europa. Los dirigentes de los equipos más importantes de Italia — Juventus, AC Milan, Fiorentina, Lazio y Reggina— sobornaron a los árbitros en la temporada 2005-2006 para alterar los resultados de los encuentros. El inicio del caso se dio cuando se filtró una llamada de Luciano Moggi, ex dirigente de la Juventus para sobornar a la Asociación de Árbitros de Italia y que lo beneficien en los partidos. El caso fue descubierto por el Coronel Auricchio y junto con la fiscalía italiana sentenciaron a los culpables. Juventus fue el equipo más afectado ya que se le arrebató los dos últimos títulos —2005 y 2006—, además del descenso a la serie B y una multa de 120.000 euros. Luciano Moggi fue suspendido por cinco años de cualquier actividad relacionada al fútbol. 

Diego Della Valle, presidente del equipo Fiorentina, fue suspendido por ocho meses y los árbitros también como  Massimo de Santis quien estuvo cuatro años fuera de los partidos. Tuilio Lanese, presidente de la Asociación de Árbitros, fue suspendido por un año. Las sanciones y las multas a pagar llegaron a los 500 mil euros y las deudas provocaron que muchos futbolistas emigren de sus equipos porque sus sueldos fueron reducidos.

Calcio Scommesse

El escándalo ocurrido en 2011, tuvo como protagonistas a los equipos de la serie B del fútbol italiano por supuestos amaños de partidos. Varios jugadores fueron arrestados por la policía italiana. En total, quince equipos fueron sancionados económicamente con 15.000 a 50.000 euros,  y con pérdida de puntos. Entre los implicados, se encontraba el portero internacional belga Jean Francois Gillet quien fue suspendido por tres años y siete meses por arreglo de partidos.

Descenso de Catania

En junio de 2015 se descubrió que el club italiano Catania recibió ayuda de su presidente, Antonio Pulvirenti,. para que no descienda a la Serie B. Siete personas fueron detenidas por fraude deportivo al haber amañado los resultados de los partidos: Catania-Livorno, Catania-Avellino, Catania-Trapani, Catania-Latina y en relación con otra investigación, Mesina-Ischia.  Como consecuencia, Pulvirenti fue puesto bajo arresto domiciliario tras su confesión de haber comprado cinco partidos a 100.000 euros cada uno. Asimismo, el ex vicepresidente, el argentino Pablo Cosentino y el antiguo director deportivo Daniele Delli Carri están bajo arresto domiciliario.