Tarjeta 4 / 7

¿Cuáles son las mafias italianas más reconocidas dentro del ámbito deportivo?

Las organizaciones mafiosas como La Cosa Nostra, La Camorra, y la ´Ndrangheta han estado involucradas en el fútbol de Italia. 

Cosa Nostra, la más poderosa red de mafia siciliana comenzó en 1970 en Palermo, al sur de la península. En 2013 el capitán del equipo italiano Palermo, Fabrizio Miccoli, fue acusado de extorsión y violación de sistemas informáticos por la Fiscalía de Sicilia en un caso relacionado con Mauro Lauricella, el hijo del conocido jefe de Cosa Nostra Antonino Lauricella. En una rueda de prensa, Miccoli mencionó que no es un mafioso y se arrepiente de las malas compañías.

Por otra parte, La Camorra se creó en 1300 en Nápoles, pero se hicieron conocidos cuando empezaron a cometer crímenes graves en 1830. Sus miembros —denominados camorristi— se dedican exclusivamente al narcotráfico, chantaje, robo, soborno y asesinato. En 1830, los camorristi se aliaron a las fuerzas nacionalistas del italiano Giuseppe Garibaldi, donde se intentó integrarlos en el cuerpo policial. Para 1900, La Camorra gobernó casi todo Nápoles pero esta alianza fue eliminada en el gobierno de Benito Mussolini. Desde 2002, La Camorra organiza un campeonato de fútbol en Scampia —un barrio periférico de Nápoles controlado por varios mafiosos. Los resultados del torneo son escogidos por los capos de los grupos mafiosos y, los equipos que se dejan ganar, obtienen un cargamento de armas y drogas.  Hasta enero de 2016, la organización controla gran parte de las drogas al sur de la península itálica. 

En mayo de 2015 se destapó otro escándalo en el fútbol italiano cuando se descubrió que varios partidos habían sido arreglados por la ´Ndrangheta. La policía antimafia de Catanzaro —una región de Calabria— inició una investigación manejada por el Servicio Operativo Central de Roma. Alrededor de 50 personas —entre presidentes de sociedades deportivas, entrenadores, futbolistas, managers, empresarios, y extranjeros— de la serie D y la Liga Pro fueron arrestadas. Los sospechosos fueron acusados de integrar una asociación de fraude futbolístico donde decidían quién ganaba y quién perdía en los partidos.