Tarjeta 6 / 8

¿Jorge Glas enfrentará también un juicio político?

Jorge Glas en su comparecencia en la Asamblea Nacional. Imagen tomada de Agencia Andes.
Jorge Glas en su comparecencia en la Asamblea Nacional. Imagen tomada de Agencia Andes.

El domingo 18 de diciembre, el Consejo de la Administración Legislativa (CAL) admitió el trámite de solicitud de juicio político —un procedimiento constitucional para determinar la responsabilidad de las autoridades y separar del gobierno a funcionarios públicos, incluidos presidente y vicepresidente, que han cometido delitos— en contra del vicepresidente Jorge Glas. La decisión se hizo con el voto favorable del Presidente de la Asamblea y miembro del Movimiento País, José Serrano, su coideario Carlos Bergman, Patricio Donoso y Luis Fernando Torres, ambos de Creo. Las legisladoras del Movimiento País (de la facción cercana al correísmo) Verónica Arias, Soledad Buendía y Viviana Bonilla no asistieron a la votación.

Hace seis meses ya hubo un intento de llevarlo a juicio que fracasó. El 28 de junio de 2017, 59 asambleístas pidieron que se inicie un juicio político al vicepresidente Jorge Glas. De acuerdo al documento que presentaron el 28 de junio, Glas tendría “responsabilidad política” en los casos de corrupción que se habrían cometido en los sectores estratégicos (que incluyen hidrocarburos, minería, electricidad y energía, telecomunicaciones, recursos hídricos y medioambiente) en los diez años que estuvieron bajo su responsabilidad directa.

El CAL es el organismo máximo de administración legislativa integrado por un presidente, dos vicepresidentes y cuatro vocales, que junto al secretario, designado por la Asamblea Nacional— es el encargado de planificar asuntos legislativos, establecer la prioridad con que se presentan los proyectos de ley, y ajustar el presupuesto con el que opera la Asamblea. El CAL analizó 29 documentos, incluyendo videos, capturas de pantalla, audios y recortes de prensa que se presentaron como pruebas, en espera de que se incluya más que están en manos de en la Fiscalía.

El 18 de julio de 2017 el CAL con cinco votos y dos en contra, resolvió archivar la solicitud de juicio político en contra del vicepresidente Jorge Glas. El presidente del CAL José Serrano dijo que la decisión se dió porque se incumplía con los requisitos constitucionales. Según Serrano, el artículo 129 de la Constitución establece tres causales por las que se puede proceder a un juicio político, y ninguna es la de ‘responsabilidad política’. En una rueda de prensa, dijo: “La única posible prueba de relación directa de responsabilidad del Vicepresidente no tiene validez, ya que fue obtenida de manera ilegal y no puede constituir prueba alguna en el marco del debido proceso”.

Para que procesa el juicio político se debe cumplir un proceso: con la decisión del CAL, la documentación deberá ser remitida a la Corte Constitucional para que emita un dictamen (que decida si es que el juicio procede o no). En caso de un dictamen favorable, el trámite regresa a la Asamblea —Comisión de Fiscalización—.  Posteriormente el pleno decidirá si procede la destitución.