Tarjeta 1 / 5

¿Por qué Ecuador retiró el asilo a Julian Assange?

Ecuador retira asilo a Julian Assange
El gobierno ecuatoriano retiró el asilo diplomático a Julian Assange porque habría violado las normas establecidas en las convenciones sobre asilo diplomático. Fotografía tomada de la página oficial de la Cancillería de Ecuador.

El gobierno ecuatoriano retiró el asilo diplomático porque Assange, fundador de la organización de filtraciones Wikileaks, habría violado las normas establecidas en las convenciones internacionales sobre asilo diplomático. Además, dice el gobierno del Ecuador, Assange habría  incumplido el protocolo especial de convivencia de la embajada ecuatoriana en Londres, que le fue impuesto en 2018.

En un comunicado, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció públicamente el retiro del asilo diplomático a Julian Assange. Las razones detrás de la medida, dijo Moreno, eran la conducta irrespetuosa y agresiva, las declaraciones descorteses y la “trasgresión de los convenios internacionales”, además una reciente “amenaza de Wikileaks al gobierno del Ecuador”. Moreno dijo que eso han llevado a una situación “en que el asilo del señor Assange es insostenible e inviable”.

En la comparecencia frente al pleno de la Asamblea Nacional, el canciller José Valencia explicó las motivos por los que se retiró el asilo a Julian Assange. Valencia presentó estas nueve razones que llevaron a dar por terminado el asilo diplomático. A lo largo de la comparecencia se escucharon abucheos por parte de asambleístas y consignas como “Vende Patria”.  Entre los principales puntos están:

1.- Incurrir en actos de intervención e interferencia en asuntos de otros Estados y en acciones de alteración a la paz pública.

2.- Exhibir un comportamiento censurable en su estadía en la embajada, transgrediendo normas del protocolo especial del 12 de octubre de 2018.

3.- Assange, sus abogados y asociados han amenazado al Estado ecuatoriano y a funcionarios de la embajada de Ecuador en Londres.

4.- Julian Assange estaba sujeto a permanecer indefinidamente en la sede de la embajada ecuatoriana porque el gobierno de Reino Unido no le concedió salvoconducto. “Lo cual no convenía ni al señor Assange ni al estado ecuatoriano”, dijo el canciller Valencia.

5.- La salud de Assange estaba deteriorada. La embajada ecuatoriana no tiene los medios necesarios para atender adecuadamente el  estado de salud de Assange.

6.- En el proceso de naturalización de Julian Assange se encontraron inconsistencias.

7.- Ecuador, como Estado que concede asilo diplomático, no tenía la obligación de que “el señor Assange asista a tribunales y responda ante acusaciones en su contra”. La real obligación del Ecuador se limitaba, según Valencia, a precautelar sus derechos básicos.

8.- No había una solicitud de extradición en el momento en que terminó su asilo. No es seguro qué podría suceder en el futuro. En todo caso, de presentarse alguna, el sistema judicial inglés ofrece suficientes garantías y protección de los derechos, según Valencia.

9.- Gran Bretaña dio garantías para que Assange no sea extraditado a un país donde sufra la pena de muerte, torturas o malos tratos.