Tarjeta 7 / 7

Senado argentino no aprueba legalización del aborto

La madrugada del 9 de agosto de 2018, la Cámara Alta del Congreso de la Argentina, el  Senado, votó en contra de legalizar el aborto. El proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo había sido aprobado el 14 de junio del mismo año por la Cámara de Diputados y había llegado a los 72 senadores argentinos en medio de una intensa discusión social.

El debate se instaló la mañana del 8 de agosto y duró 12 horas. La sesión fue presidida por Gabriela Michetti, vicepresidenta argentina, que es —según la Constitución del país— presidente del Senado y vínculo entre Legislativo y Ejecutivo. Al final de la sesión, Michetti olvidó apagar su micrófono y le dijo a un colaborador que la abrazaba “vamos todavía”.  Votaron 31 senadores a favor de la sanción de la Ley, y 38 lo hicieron en contra.

Uno de los senadores que votó a favor, el progresista Pino Solanas, dijo que no veía el resultado como una derrota. “Esto es un triunfo monumental porque hemos logrado colocarlo en el debate nacional. Nadie podrá parar a la oleada de la nueva generación. Será ley, habrá ley, contra viento y marea".

Mauricio Macri, presidente argentino, tampoco dio el tema por concluido. “Espero que entendamos que este es un debate que comienza y que van a continuar.”, dijo tras la votación. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, hoy senadora, votó a favor. Durante su mandato, cuando tenía mayoría en ambas cámaras del Congreso, se opuso a tratar el tema. Ahora, dice, ha cambiado de opinión: "No fue por mi hija que cambié de opinión. Las que me hicieron cambiar de opinión fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle. Esta ley no va a salir esta noche, no saldrá este año, pero saldrá el que viene o el otro".

Con este resultado, el proyecto de ley podrá volver a ser tratado solo un año después.