Tarjeta 1 / 11

¿Por qué el Consejo de Administración Legislativa (CAL) admitió el trámite de juicio político contra Gustavo Jalkh?

Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura.

Con cuatro votos a favor y tres en contra, el 7 de mayo de 2018, el CAL admitió el pedido de juicio político contra Gustavo Jalkh y los cuatro vocales del Consejo de la Judicatura —Néstor Arbito, Ana Karina Peralta, Rosa Elena Jiménez y Alejandro Subía—. Esta solicitud, que contó con 6o firmas de respaldo, fue presentada por los asambleístas Esteban Bernal (CREO) y Raúl Tello (BIN). El pedido se hizo por un supuesto incumplimiento de funciones por parte del presidente del Consejo de la Judicatura y sus vocales, además de una supuesta injerencia en el sistema judicial durante el gobierno del expresidente Rafael Correa.

El asambleísta Esteban Bernal dijo que se presentó como una de las pruebas un informe de la Contraloría General del Estado sobre la investigación al proceso de selección de personal, efectuado por la Fiscalía General del Estado y el Consejo de la Judicatura, entre el 1 de octubre de 2010 y el 31 de julio de 2015. Según el organismo de control, se determinaron algunas irregularidades en la designación de fiscales —por ejemplo: la Fiscalía General del Estado, solicitó al Consejo de la Judicatura que se disminuyeran los puntajes mínimos requeridos que inicialmente rigieron este concurso, dejando fuera a los aspirantes con mayor puntaje obtenido—. Como parte de las pruebas también se entregó 18 expedientes en los que constan denuncias certificadas de jueces destituidos supuestamente de manera arbitraria, bajo la figura del error inexcusable, que se produce cuando los jueces intervienen en las causas con dolo o negligencia favoreciendo a una de las partes.

Ahora la Comisión de Fiscalización deberá notificar a cada una de las partes para que presenten las pruebas de descargo en quince días desde la fecha en que se admite el juicio político en el CAL.