Tarjeta 3 / 8

¿Cuántos cables submarinos se conectan al Ecuador?

Tres. El Pan American (PAN-AM) entró en funcionamiento en 1999. Tiene 7.050 kilómetros de largo: podría en línea recta de Buenos Aires y Miami. Estuvo listo para operar en Febrero de 1999. Según el sitio www.submarinecablemap.com es propiedad de AT&T, Telefonica del Peru, Softbank Telecom, Telecom Italia Sparkle, Sprint, CANTV, Tata Communications, Telefónica de Argentina, Telstra, Verizon, Entel Chile, Telecom Argentina, Telconet, Instituto Costarricense de Electricidad, Corporación Nacional de Telecomunicaciones, C&W Networks y Embratel. Su punto de conexión en Ecuador está ubicada en la zona de Punta Carnero, en la provincia costera de Santa Elena.

El segundo cable que conecta al Ecuador es el South America-1 (SAm-1). Entró en funcionamiento en marzo de 2001, mide 25 mil kilómetros de largo: básicamente dos veces el diámetro del planeta. Hace conexión en Arica y Valparaíso en Chile, Barranquilla en Colombia, Boca Raton en Estados Unidos, Rio de Janeiro, Santos, Salvador y Fortaleza en Brasil, Las Toninas en Argentina, Lurín y Mancora en Perú, Puerto Barrios y Puerto San José en Guatemala, Punta Carnero en Ecuador y San Juan en Puerto Rico. Su propietaria es Telxius (una compañía propiedad de la trasnacional española

Telefónica y el fondo de inversión KKR).

El tercer cable es el Pacific Caribbean Cable System (PCCS). Estuvo listo para operar en Septiembre de 2015 y es, de los tres, el más corto: mide 6 mil kilómetros. Sus dueños son C&W Networks, Setar, United Telecommunication Services (UTS), Telxius y Telconet. En el Ecuador hace conexión en el puerto de Manta. Según el Almanaque de los cables submarinos, costó 160 millones de dólares, tiene una capacidad de 28 tbps (terabits por segundo), usa 6 pares de fibra y tiene una canal con capacidad de 1000 gbps (gigabits por segundo). En base a la información suministrada por las operadoras afectadas y por el Mintel, este sería el cable que se ha roto.

Hay un cuarto cable planificado que llegaría hasta el puerto de Manta. Es el South America Pacific Link desarrollado por la empresa estadounidense Ocean Networks; entraría a funcionar en 2018, costaría 460 millones de dólares y tendría una extensión de 14.200 kilómetros, y un a capacidad de 30 tbps. Uniría Hawai con Manta, además de las ciudades de Balboa en Pana, Lima en Perú, Arica y Santiago en Chile.