Tarjeta 1 / 5

¿Fue terrorismo?

Imagen tomada del Ministerio del Interior.

La madrugada de este sábado 27 de enero, se produjo un explosión en el Comando policial del cantón San Lorenzo en la provincia de Esmeraldas.

Según un reporte de diario La Hora que cita fuentes extraoficiales, una semana antes del atentado, la Policía habría detenido a siete  personas, y decomisado armas y materiales explosivos en un operativo en la parroquia Mataje. Los detenidos habrían sido trasladados a Quito para su juzgamiento, tras lo cual habían circulado panfletos advirtiendo a los vecinos del cuartel para que desalojasen el sector. "Vamos a darles un remezón", habrían dichos los volantes.

Según, el Fiscal Carlos Baca Mancheno, el ataque contra el destacamento policial ha sido catalogado como un “acto de terrorismo”, de acuerdo al artículo 366 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Según la norma, el acto terrorista es aquel que “ provoque o mantenga en estado de terror a la población o a un sector de ella, mediante actos que pongan en peligro la vida, la integridad física o la libertad de las personas o pongan en peligro las edificaciones, medios de comunicación, transporte, valiéndose de medios capaces de causar estragos”. La pena por este delito va de diez a trece años, y en su numeral nueve cataloga como acto terrorista entregar, colocar, arrojar o detonar “un artefacto o sustancia explosiva u otro artefacto mortífero en o contra un lugar de uso público, una instalación pública o de gobierno, una red de transporte público o una instalación de infraestructura, con el propósito de causar la muerte o graves lesiones corporales a las personas o con el fin de causar una destrucción material significativa”.